Manzanilla, la infusión por excelencia…

Si hay una infusión conocida por todos y que al hablar de tisanas o infusiones se viene siempre a la cabeza de inmediato es la manzanilla. Pero, ¿sabías que es un alivio ideal utilizándolo como “colirio natural” para la irritación ocular después de estar muchas horas de nuestro día delante del móvil, ordenador y demás dispositivos?

A continuación, tras la lectura de este post entenderás porque esta tradicional hierba ha sido tan importante y se ha utilizado y se siguen utilizando tanto desde siempre. Descubre todos sus beneficios, propiedades y “superpoderes naturales” de esta peculiar y completa planta medicinal. Comprenderás el porqué de su gran empleo en la vida cotidiana a lo largo del tiempo, convirtiéndose en la infusión por excelencia. ¡Vamos!

¿Qué es la manzanilla?

La manzanilla, también conocida como “camomila” es una hierba perenne aromática, cuyo nombre botánico es Matricaria Recutita. Típica planta de climas templados, característica por contener un aroma afrutado con matices dulces.

Su uso se remonta a los tiempos del antiguo Egipto, pero no fue hasta la Edad Media donde los monjes especialistas de la época extendieron todo su conocimiento relacionado sobre plantas incluida la manzanilla en toda Europa. Actualmente, la “camomila” sigue siendo una de las hierbas naturales más utilizadas y vendidas del mercado nacional e internacional.

¿Cuáles son los principios activos de la manzanilla?

Los principios activos de la manzanilla más significativos que se pueden destacar son los siguientes:

  • Aceite esencial (0,2-1,5%): camazuleno, alfa-bisabolol, óxidos de bisabolol A, B y C (sedante), óxido de bisabolona.
  • Flavonoides: luteolol, apigenol, quercetol.
  • Cumarinas: umbeliferona, herniarina.
  • Mucílagos urónicos (10%).
  • Lactonas sesquiterpénicas (principios amargos): matricina, matricarina, precursoras de camazuleno (antiinflamatorio).

Propiedades medicinales y beneficios de la manzanilla

  • Sedante y antiespasmódica: Resulta muy útil contra los espasmos del estómago e intestino producidos por nerviosismo o ansiedad. También se administra en cólicos de todo tipo, especialmente en los renales y en los biliares, por su efecto sedante y relajante.
  • Tónico intestinal y carminativo: Aunque pueda parecer paradójico, la manzanilla también estimula la motilidad del tubo digestivo, favoreciendo la expulsión de los gases (efecto carminativo).
  • Eupéptica: Ayuda al funcionamiento del sistema digestivo en empachos o digestiones pesadas. Alivia las náuseas y vómitos e incluso estimula ligeramente el apetito.
  • Emenagoga: Favorece a la estimulación de la función menstrual, normalizando su cantidad y periodicidad, aliviando los dolores de la regla.
  • Febrífuga y sudorífica: Contribuye a una disminución de la temperatura corporal y provoca la transpiración.
  • Analgésica y Antialérgica: Se ha demostrado su acción moderadora sobre las reacciones alérgicas, asmas, rinitis y la conjuntivitis alérgicas.
  • Cicatrizante, emoliente y antiséptica: En uso externo es recomendable para lavar todo tipo de heridas, úlceras e infecciones de la piel. También es beneficiosa como antiinflamatorio natural aplicada en forma de compresas sobre eccemas, erupciones y otras afecciones de la piel.
  • Antirreumática: Desde siempre ha sido un gran aliado contra el lumbago, tortícolis, dolores reumáticos y contusiones.

Usos de la manzanilla

  • Tradicionalmente la infusión de manzanilla se ha utilizado como colirio natural muy adecuado para lavados oculares en caso de conjuntivitis o irritación ocular, sirviendo para hacer una correcta higiene ocular.
  • Actúa como relajante, sobre todo para aquellas personas que sufren ansiedad porque tienen un efecto sedante y relaja al sistema nervioso y el cerebro.
  • Para inflamaciones de colón, consumir una infusión de manzanilla regularmente te ayuda a controlar y reducir todo este tipo de alteraciones.
  • También muy útil para el dolor de muelas, con la manzanilla caliente, envuelta en un paño y colocándola sobre la parte afectada, actuando como antiinflamatorio como se ha comentado anteriormente.
  • Se puede aplicar una infusión concentrada para ser utilizada en baños con agua tibia, actuando con un marcado efecto relajante y sedante.
  • Utilizada como repelente contra los insectos, colocando esta dentro del armario, ahuyentando todo tipo de polillas.
  • Otro curioso uso de esta tradicional tisana, es su utilización en cosmética como loción capilar para aclarar el pelo castaño o rubio, adquiriendo una mayor brillantez.

¿Cómo preparar una infusión de manzanilla?

Para hacer una infusión de manzanilla y disfrutar de sus cualidades medicinales:

  • Para llevar a cabo la preparación de una infusión de manzanilla necesitarás: colador, filtro, cacito (si vas a calentar el agua en una placa calefactora), un recipiente (si vas a calentar el agua en el microondas) y una taza para disfrutar de la infusión.
  • Echar una cucharada de hierbas de manzanilla por cada taza de agua y poner a hervir (100ºc) la infusión de 6 a 8 minutos.
  • Retirar la infusión del foco de calor (microondas o placa calefactora) y dejar reposarla durante unos 6-7 minutos.
  • Se cuela la manzanilla recién hecha en el colador, para eliminar los restos que se hayan podido quedar en el recipiente.
  • Puedes endulzar tu combinado natural con stevia, regaliz o anís. ¡Y a disfrutar!

Para comprar manzanilla de temporada:

info@especiasarias.com

Deja un comentario

error: CONTENIDO PROTEGIDO !!